ECUALIZAR O NO ECUALIZAR – PETER JAMES (tecladista de Hillsong United)
Cuando hablamos de EQing (pronunciado en español como “Écuin”) o ecualización, hablamos de añadir o quitar ciertas frecuencias específicas (o grupos de frecuencias, para ser más exactos) de un sonido para hacerlo más placentero al oído. Cuando se hace correctamente, puede llegar a ser una excelente herramienta para mejorar el sonido general de un patch, instrumento o mezcla.
Primero que nada, los parlantes o audífonos que uses cuando estés ecualizando van a afectar drásticamente el resultado. Por ejemplo, si los parlantes que estás usando tienen poco o nada de bajos, te vas a ver tentado a realzar las frecuencias bajas para compensar esta particularidad. O si los parlantes/audífonos acentúan los bajos y altos del sonido, te vas a ver tentado a reducir los bajos y altos mientras ecualizas, o a añadir más frecuencias medias para compensar. Así que es una buena idea usar parlantes/audífonos que tienen una frecuencia plana de ecualización, o si no tienes opción, simplemente cuando estés ecualizando, ten en mente esas frecuencias que tus parlantes/audífonos carecen o que están realzadas.
La ecualización del punto de vista de un tecladista sirve para dos propósitos principales.
1/ Para mejorar el sonido general de un patch.
2/ Para crear uniformidad entre múltiples sonidos o grupos de sonidos.
1/ Al realzar o reducir ciertas frecuencias de un patch, podemos afectar su tono en general para hacerlo sonar más placentero al oído. Cuando ecualizamos, nuestros oídos de hecho reciben mejor las frecuencias realzadas que las frecuencias reducidas o cortadas. Así que un pequeño truco de ecualización para encontrar las frecuencias exactas que queremos realzar o cortar, es principalmente comenzar por realzar las frecuencias al tope del espectro de frecuencias. De ahí, lentamente barres cada frecuencia de alto a bajo o viceversa, según tu gusto. De ese modo tu oído recibe esas frecuencias que suenan bien o mal, y puedes realzar o cortalas según el caso. Una vez que hayas encontrado las frecuencias que quieres realzar o cortar, ajusta el ancho de banda del ecualizador para incluir más frecuencias o menos frecuencias a cada lado de la frecuencia específica que acabas de encontrar; o reduce o añade al ecualizador el volumen (nivel) que mejor convenga a lo que tus oídos escuchan. Puedes repetir esto varias veces para añadir o cortar grupo de frecuencias dentro de un patch.
2/ Como tecladista, también puedes usar la ecualización para crear uniformidad entre patches, grupos de patches, o teclados. Esto es extremadamente útil cuando usas varios teclados cuyos sonidos se basan en computadoras. La mayoría del tiempo, los sonidos dentro de un teclado van a sonar muy bien en todos los patches, pues los fabricantes han hecho la dura tarea de asegurarse que todos sus sonidos tengan una ecualización similar a través de todas las teclas. Se puede presentar un problema cuando usas diferentes teclados o sonidos basados en computadoras. Especialmente cuando las computadoras tienen programas de diferentes compañías. Pero al ecualizar, podemos balancear el tono de diferentes patches (o todo el teclado de ser necesario) para que cuadre con todos los demás sonidos que estamos usando. Por ejemplo, si estás usando una computadora para producir tus sonidos y digamos que mientras vas navegando por tus patches, te das cuenta que tu sonido de Rhodes tiene muchos bajos en comparación con tus demás sonidos. Sin embargo, al añadir ecualización a este patch de Rhodes y quitando algo de bajos, te aseguras que todos tus patches suenan constantes a través de las teclas. Una vez más, digamos que usas dos teclados, y los sonidos de un teclado tienen un tono muy brillante en comparación con los sonidos del otro teclado. Puedes reducir simplemente los altos usando un ecualizador en la salida master de ese teclado para que cuadre con el otro, o si estás usando una consola para mezclar los dos teclados, usa el ecualizador de esa consola.
Obviamente, ecualizar puede parecer algo difícil si nunca lo has intentado o si quiera pensado en hacerlo. Pero como todo, vas mejorando con la práctica. Una buena idea es pedirle ayuda a alguien con experiencia en esta área. De este modo puedes ver físicamente lo que ellos hacen y aprender ahí, directamente.
Espero que eso haya ayudado. ¡Feliz ecualización!

Content Protection by DMCA.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *